Estableciendo una rutina acorde a la raza y al carácter de tu perro poco a poco puedes lograr que no salga corriendo cuando oiga la palabra baño.

Igual que otras rutinas que tiene que aprender, tu perro necesita interiorizar que cada cierto tiempo le darás un baño. El baño se ajustará a sus características: raza, tipo de pelo, su carácter o estilo de vida.

¿Cada cuánto hay que bañar un perro?

En verano puedes bañar a tu perro con más frecuencia, por el contrario en invierno menos, definir una periodicidad concreta es difícil ya que como hemos comentado depende de las características de su raza y de la personalidad de tu perro. Es importante no abusar del uso de los champús, aunque sean específicos para perros su uso excesivo puede dañar su piel y pelo

¿Cuándo se puede dar el primer baño a un cachorro?

El primer baño preferentemente se lo daremos una vez haya recibido todas las vacunas, así reducimos las posibilidades de que el cachorro se enfríe y se vea afectado su sistema inmunológico.

Si tu cachorro se ha manchado y tienes que limpiarlo tendrás que hacerlo en seco o recurrir a toallitas húmedas, en el caso de que no quedase otra opción que bañarlo prepara unas toallas calientes y asegúrate de secarlo muy bien.

No te olvides del premio…para algunos cachorros el momento del primer baño es todo un drama si es tu caso no fuerces la situación en exceso, es mejor parar e ir poco a poco volviendo a intentarlo otro día hasta conseguir que la experiencia de baño sea positiva para cachorro.

 

Consejos para bañar a tu perro:

  • Agua templada, entre 38 y 39 grados. Empieza por las extremidades y después la zona lumbar para subir poco a poco hacia la cabeza de tu perro.
  • Cuidado con los oídos. Debes evitar que penetre demasiada agua en ellos, de lo contrario podría desarrollar otitis.
  • Asegúrate de eliminar bien todos los restos de champú, aclara con abundante agua.
  • Empieza a secarlo con una toalla. Una vez que elimines el exceso de humedad, cepilla su pelo.
  • Para acabar de secar bien usa un secador de aire templado, si a tu perro le resulta insoportable el secador puedes templar la habitación con radiadores u otra fuente de calor para que se seque por completo.

Deja que otros lo hagan por ti y gana tiempo para disfrutar.

Hacerse cargo del sin fin de tareas del hogar e imprevistos que surgen en el día a día conlleva el sacrificio del recurso más valioso y limitado que tenemos, nuestro tiempo.

Ahora de forma fácil puedes encontrar quien se ocupe de esas tareas domésticas por ti 😉

Conseguirás los mejores resultados, de forma rápida segura y fiable.

Apoyas a tus vecinos, da vida a tu barrio.

Encontramos a las personas que mejor pueden ayudarte en tu día a día ocupándosee de las tareas cotidianas o imprevistos.

Pruébalo y olvídate de esas tareas que más timpo te roban…

    Dinos tu correo electrónico para que nos pongamos en contacto contigo.

      Encantados de verte por aquí

      Solo queremos la información necesaria para crear tu perfil